37th PALMA INTERNATIONAL BOAT SHOW

Del 29 de abril al 3 de mayo de 2020 en el Moll vell de Palma

10 visitas imprescindibles durante el Palma Boat Show

El Palma International Boat Show reúne cada año a más de 30.000 personas en el puerto de Palma. Algunos de estos visitantes a pesar de acudir a la cita año tras año, todavía desconocen muchos de los encantos que ofrece nuestra isla. Mallorca a diferencia de lo que muchos puedan pensar es mucho más que sol y playa. Y el salón náutico de Palma es una oportunidad única para dar a conocer a los expositores y asistentes a la feria la gran oferta gastronómica y cultural de Mallorca.

1. La Catedral de Palma: declarada Monumento Histórico-Artístico es uno de los más espectaculares exponentes del gótico mediterráneo, y el más emblemático monumento de la isla. “La Seu”, como se la conoce popularmente, está construida a la orilla de la Bahía de Palma, sobre las murallas romanas y renacentistas que protegían la ciudad, muy cerca del Palma International Boat Show. Además, cuenta con uno de los mayores rosetones del mundo con casi 14 metros de diámetro. Los que se adentren en esta obra arquitectónica podrán maravillarse con el trabajo de Antoni Gaudí o Miquel Barceló. Y descubrir los secretos que esconde la Catedral de Palma.

2. El centro histórico: la imponente catedral, a la que han llamado la catedral de la luz, el Palacio de la Almudaina, la plaza Mayor, la antigua lonja de pescado, el Ayuntamiento, los establecimientos del Born, la bahía, el paseo marítimo… La ciudad de Palma de Mallorca es un auténtico tesoro en el que descubrir sorpresas a cada paso. Una parada indispensable en esta visita para recuperar fuerzas es el famoso Bar Bosch, donde preparan la tradicional langosta, pero no de mar, sino un auténtico llonguet mallorquín. O para los amantes del dulce, Ca’n Joan de s’Aigo. Una cafetería tradicional mallorquina que destaca por sus cocas de patata, cuartos, ensaimadas y helados artesanos. Los asistentes al salón náutico pueden organizarse una ruta turística por el centro de la capital mallorquina partiendo desde el Palma International Boat Show, conocer los lugares más emblemáticos de la ciudad y degustar sus platos tradicionales.

3. El castillo de Bellver: esta fortificación de estilo gótico fue construida por el rey Jaume II durante el siglo XIV, destaca por su espléndido patio central circular, y sus majestuosas torres y estructuras cilíndricas. Actualmente acoge el museo de la ciudad, con una exposición de la historia de Palma de Mallorca desde los primeros pobladores hasta la Edad Media. Además, desde las almenas se puede ver una de las mejores panorámicas posible de Mallorca. Ya que se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque.

4. Las Cuevas del Drach: cuatro grandes cuevas conectadas entre sí que llevan siglos cautivando a quienes se pierden en su interior. Ahora se pueden visitar en un recorrido de más de un kilómetro que dura aproximadamente una hora que te lleva hasta uno de los mayores lagos subterráneos del mundo, el Llac Martell, donde se ofrece a diario conciertos de música clásica en directo interpretados por un cuarteto. Al finalizar el concierto, los visitantes pueden cruzar el lago y disfrutar de un paseo en barca. Una experiencia totalmente mágica.

5. Valldemosa: es un municipio del interior de la isla, localizado en la Serra de Tramuntana, a casi 500 metros de altitud. Aunque es un pueblo pequeño tiene muchas cosas por descubrir. Callejear por el pueblo enamorándose de las preciosas vistas que ofrece este municipio de la Serra de Tramuntana. Descansar en una de sus cafeterías y degustar la deliciosa y tradicional coca de patata. Y una visita más que obligada es el palacio de la Cartuja, donde el invierno entre 1838 y 1839 la escritora George Sand y el compositor Chopin vivieron su romance inmortal

6. La tradicional ensaimada: mundialmente conocida, este producto tradicional mallorquín es uno de los buques insignia de la gastronomía local. Y ninguno de los asistentes al Palma International Boat Show debe irse de la isla sin antes haber probado una ensaimada mallorquina. ¿Lo mejor? Como se ha hecho tan famosa, la podemos encontrar de todos los sabores. Desde la tradicional ensaimada lisa, hasta la de crema, nata, chocolate o incluso algunas pastelerías la preparan de sabores más actuales como Kinder Bueno o Ferrero Rocher. Sean del sabor que sean o de la medida que sean, las ensaimadas causan furor entre nuestros visitantes.

7. Visita a bodegas mallorquinas: sin lugar a dudas el vino mallorquín vive un momento de esplendor. Mallorca tiene la suerte de contar con pequeñas bodegas familiares que hoy se encuentran entre los mejores vinos del país. Bodegas que cuentan con más de 150 años de historia y otras más vanguardistas que destacan por sus modernas instalaciones. Todos los visitantes al Palma International Boat Show pueden visitar varias bodegas del interior de la isla o concertar una cita con una bodega concreta y pasar allí un día diferente, divertido y, sobre todo, delicioso. Y descubrir de esta forma el sabor tradicional mallorquín.

8. Mallorca desde el mar: el Palma Boat Show se puede vivir desde tierra y desde el mar. El salón náutico de Palma cuenta con más de 600 embarcaciones expuestas y 300 están en el mar. Es el momento perfecto de coger un barco y ver desde otra perspectiva la feria náutica y Mallorca. La costa mallorquina tiene una extensión de más de 500 kilómetros de costa. Un recorrido que atesora algunas de las postales más impresionantes del Mar Mediterráneo. Acantilados, arenales infinitos, calas de aguas cristalinas y preciosos pueblos pesqueros. Imágenes que solo pueden ser captadas des del mar.

9. Noche del mar: es la noche más esperada tanto por los expositores como por los asistentes al Palma International Boat Show. Una velada mágica con conciertos, batucadas… Una noche donde disfrutar de la buena música y la gastronomía local rodeados de un ambiente acogedor y exclusivo en el Puerto de Palma. Una cita que permite a todos los visitantes y trabajadores del salón náutico desconectar y compartir con el resto de invitados sus impresiones sobre el sector y generar sinergias. En definitiva, la mejor noche del año.

10. Atardecer en miradores: no hay imagen mejor para acabar la jornada en el Palma International Boat Show que descubrir los increíbles atardeceres que ofrece la isla. Mallorca brinda la posibilidad de disfrutar de una preciosa puesta de sol desde por ejemplo un Beach club en la playa de Can Pere Antoni, muy cerca de donde se celebra el salón náutico o desde fantásticos parajes naturales como el faro de Formentor o Sa Calobra. Desde cualquier enclave se puede disfrutar de unas vistas espectaculares, todo depende del plan que apetezca más. Pero Mallorca enamorará a todos los visitantes del Palma International Boat Show con sus vistas, gastronomía, tradición cultural e historia.

Siguiente Publicación

 

© 2019 37th PALMA INTERNATIONAL BOAT SHOW 

Palma International Boat Show • IDI • Tel. 971 179 573 • 628 721 331 • Moll vell de Palma • boatshowpalma@idi.es • Política privacitat